Entrevista en el periódico “El Comercio”

El Comercio. Publicado el 30 de mayo de 2019

 

Crean una fundación para ayudar a estudiantes en memoria de su hija fallecida

Charo Falcón y José Antonio López, con imágenes de su hija Sara, en su domicilio./DAMIÁN ARIENZA
Charo Falcón y José Antonio López, con imágenes de su hija Sara, en su domicilio. / DAMIÁN ARIENZA

Asturmanager reconoce la labor de Charo y José Antonio dedicándoles una cena solidaria este viernes en el Club de Regatas

JOSÉ LUIS RUIZGIJÓN.
0

Los estudiantes de la Universidad de Oviedo contarán desde el próximo curso con la posibilidad de ser apadrinados por la fundación Sara López Falcón. «Lo que vamos a hacer no es una beca exactamente. Es un programa con el que queremos acompañar a los estudiantes más brillantes durante su etapa universitaria y después hasta que encuentren un trabajo, que transformen su futuro», así explica Charo Falcón, vicepresidenta de la fundación, su programa de apadrinamiento.

La fundación aportará hasta 9.000 euros por curso a un alumno seleccionado entre ellos y la Universidad de Oviedo. Tras el fallecimiento a causa de un cáncer en 2013 de su única hija, Charo Falcón y José Antonio López decidieron crear la fundación, que lleva su nombre, en homenaje a ella. «Está inspirada en la personalidad de nuestra hija. Ella era una joven muy brillante en los estudios y en todas las actividades que hacía. Era hija única y pensamos en cómo podíamos ayudar a esas personas que son muy buenas, pero que no tienen un apoyo: ella siempre contó con el nuestro»,recuerda.

Sara López Falcón terminó su licenciatura de Dirección y Administración de Empresas siendo premio Fin de Carrera de su facultad en la Universidad de Oviedo y primer premio nacional Fin de Carrera en el curso 2006-2007. En el momento de su fallecimiento estaba preparando oposiciones para el cuerpo superior de Inspectores de Hacienda del Estado.

«Estamos abiertos a que también puedan participar empresas y particulares»

Para llevar a cabo su idea contaron con la colaboración del departamento de Educación, que les asesoró a la hora de elaborar las bases de la ayuda y lo publicitó en la plataforma web Educastur. También la Universidad de Oviedo les ha ayudado y se ha ofrecido a colaborar en la selección y el seguimiento. La ayuda es de alrededor de 9.000 euros por curso y alumno.«Pero depende un poco de cada alumno», afirma Falcón. En el caso de los alumnos que obtengan buenas calificaciones y dispongan de bajos recursos, tendrán una beca, entonces dependerá de lo que necesiten de cara al alojamiento o manutención. «Nosotros les cubrimos lo que necesitan para poder dedicarse a estudiar. Porque muchas veces tienen que coger trabajos en hostelería o similares. Así que se trata de que no bajen sus aspiraciones y puedan dedicarse solo a estudiar».

La Universidad de Oviedo por su parte asignará al alumno apadrinado un tutor que haga un seguimiento de sus resultados. «No todo son asignaturas regladas. En ocasiones se ve que un alumno necesita un refuerzo de inglés, por ejemplo, y que debería matricularse en una academia». Todo lo cubre la fundación. Además, están abiertos a que empresas y particulares puedan sumarse a la iniciativa y patrocinar estudiantes. «Nosotros le daríamos cuenta de cómo va empleando su dinero. Es una idea que nos parece factible», propone Charo Falcón.

El apadrinamiento de estudiantes no es la única labor con la que los padres de Sara López Falcón quieren ayudar a los demás. «Tenemos un programa de duelo con el que queremos apoyar a esos padres que han perdido un hijo para salir adelante». Charo Falcón asegura que nada es igual tras el fallecimiento de un hijo. «Hay un antes de que se marchara, y un futuro que ya no tienes. Te quedas en medio de la nada. Necesitas volver a reinventarte, buscarle un sentido a tu vida. Esa búsqueda se hace mejor compartida que solo».

Cena benéfica

Para llevar a cabo este proyecto contactaron con asociaciones como Alma y Vida, que cuenta con 14 sedes en Andalucía, y con Mario Losantos, de Madrid. Ambas llevan muchos años apoyando a las personas que han perdido a sus seres queridos a salir adelante. «El requisito es que debe ser la persona afectada quien quiera participar, no vale un intermediario que se ponga en contacto con la fundación. Esa persona tendrá una entrevista con la psicóloga y ella valorará su estado». Posteriormente, estas personas se incorporarán a un grupo de apoyo en un local cedido por el Ayuntamiento en La Arena.

Toda esta labor de ayuda y apoyo no ha pasado desapercibida a la sociedad asturiana y el club de empresarios que forman Asturmanager ha decidido colaborar con ellos dedicándoles su cena benéfica que se celebra mañana a las ocho de la tarde en el Real Club Astur de Regatas. «Nos sorprendió un poco porque todavía estábamos empezando, pero les gustó tanto la idea que confiaron en nosotros plenamente. Ellos como empresas buscan la excelencia, que la gente que merezca la pena pueda salir adelante y quisieron apostar por nosotros este año». Al ser un acto benéfico la aportación mínima para asistir a la cena será de 60 euros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s