Comenzamos las terapias de duelo

Después del verano iniciamos este otoño con muchas ganas de trabajar y de cumplir con nuestros objetivos, asi es que para empezar inaguramos el Grupo de Terapia de Duelo para padres y madres por pérdida de un hijo. Para ello contamos con personal cualificado.

La actividad se desarrollará en el Centro Municipal de la Arena los lunes de 19 a 21 horas en sesiones quincenales. La fecha prevista de inicio será el próximo 21 de octubre

Todos aquellos que esteis interesados en recabar información o formalizar la inscripción –completamente gratuita– podreis hacerlo en el teléfono 659403455 y/o en la página web de la Fundación Sara López Falcón.

 

 

 

Anuncios

Un libro para compartir

Querido hijo”, duelo por un grafitero

La muerte de 3 chicos muy jóvenes grafiteros, arrollados por un tren mientras intentaban dibujar un graffiti da lugar al padre de uno de ellos a escribir y publicar un libro sentido e íntimo que ofrece a los lectores los sueños, las aspiraciones y las inquietudes de los chicos y en especial las de su hijo que han quedado truncadas.

El libro nos ayuda a buscar fórmulas para sobrellevar el dolor y seguir viviendo. Y además,

“Hablar ayuda, sobre todo hacerlo con personas que han pasado por trances similares. Oír y compartir historias de pérdida ayuda a descubrir las cosas que se tienen en común con las historias de otros” escribe la esposa del autor y madre de uno de los fallecidos.

https://www.elcomercio.es/culturas/libros/querido-hijo-duelo-20190621121720.ntrc.htlm

 

 

 

La cena benéfica de Asturmanager nos ofrece el primer impulso (Diario “La Nueva España. 1 de junio de 2019)

 

De gala por los genios del futuro

Asturmanager dedica su cena benéfica anual a la Fundación Sara López Falcón, que apadrinará a buenos estudiantes con pocos recursos

S. F. Lombardía 01.06.2019 | 01:15

Cena benéfica de Asturmanager en Gijón

 

En el expediente universitario de la gijonesa Sara López Falcón figuran 30 matrículas de honor y 12 sobresalientes, en parte, porque sus padres, Charo Falcón y Juan Antonio López, creyeron siempre que los jóvenes de su edad deberían tener sus necesidades económicas cubiertas y dedicarse únicamente a sus estudios. El fallecimiento de Sara el pasado 2013, aunque fue un duro golpe para el matrimonio, también fue el germen de una nueva fundación que lleva su nombre y que ayer protagonizó la cena solidaria anual de Asturmanager, una asociación sin ánimo de lucro de empresas y entidades de la región. Gracias a ello, la fundación ha sacado este mes la primera convocatoria de su proyecto: un programa de apadrinamiento para jóvenes universitarios con expedientes brillantes pero escasos recursos económicos. “Queremos darle a otros la vida le hubiésemos dado a ella como padres”, explicó Falcón.

A la gala de Asturmanager, que tomó como sede el Club de Regatas, asistieron unos 180 invitados, que también dieron su propio donativo al término de la cena en una rifa variada, aunque según Montserrat Martínez, presidenta de la asociación, actos como los de ayer no serían posibles sin las entidades que les patrocinan y sin sus ya 52 socios. Reunidos en asamblea, cada año presentan y eligen las candidaturas a las que destinar sus fondos solidarios. “Este año la fundación de Sara ganó por goleada. El objetivo que tiene es muy especial, es un tema que nunca antes habíamos escogido, y responde al principio de igualdad de oportunidades y meritocracia que nuestra asociación siempre defiende”, explicó Martínez. “Muchos jóvenes se van de Asturias o tienen que abandonar sus estudios por falta de recursos económicos, pero el talento puede estar en cualquier sitio. Ayudarles no es sólo una cuestión de justicia, sino una necesidad”, añadió.

En la cita benéfica estuvo también presente Santiago García Granda, rector de la Universidad de Oviedo, ya que serán los alumnos de su centro los que se beneficien de estas nuevas ayudas. “Desde la universidad también damos becas, pero por desgracia son muy limitadas y no podemos alcanzar a todas las personas que nos gustaría. No se me ocurre propósito más loable que el de la fundación de Sara. Los alumnos que se beneficien devolverán a la sociedad mucho más de lo que reciban; debemos apostar por el talento pese a las circunstancias”, aseguró.

Falcón, por su parte, aclaró que la nueva fundación (apenas lleva ocho meses de andadura), en realidad, tendrá dos objetivos. El primero será el programa de apadrinamiento ya mencionado, que apoyará a los jóvenes desde el inicio de sus estudios universitarios y hasta su incursión en el mundo laboral. Se elegirá a uno e los alumnos que terminen ahora Bachiller y que quiera estudiar en la Universidad de Oviedo. Los interesados deben presentar su solicitud antes del 20 de junio en la página web de Educación del Principado. El segundo, todavía en proceso, será un programa de grupos de terapia sobre el duelo a padres y madres que hayan perdido también a sus hijos.

 

La cena benéfica de Asturmanager nos ofrece el primer impulso. (Diario “El Comercio”) 1 de junio de 2019.

Asturmanager premia la educación

José Antonio López, Montserrat Martínez y Charo Falcón. / PALOMA UCHA
José Antonio López, Montserrat Martínez y Charo Falcón. / PALOMA UCHA

La cena a beneficio de la Fundación Sara López Falcón reúne a un nutrido grupo de representantes de la vida social y empresarial

MARLA NIETO GIJÓN.

«Los objetivos de la Fundación Sara López Falcón coinciden con los nuestros», explicó ayer la presidenta del Club Asturmanager, Montserrat Martínez, antes de comenzar la tradicional gala benéfica que celebran los socios a favor de alguna entidad o persona que desarrolle una labor destacada. Este año, la ayuda recae en la fundación impulsada por Charo Falcón y José Antonio López, en honor a su hija Sara fallecida en 2013.

Cada año los socios de Asturmnager proponen varias organizaciones y eligen una a la que ayudar. «Ganó por goleada esta fundación, pues el fin que persigue nos pareció muy novedoso». Dicho objetivo no es otro que apadrinar a un destacado estudiante de la Universidad de Oviedo que por motivos económicos no pueda continuar con sus estudios. «Dependiendo de las necesidades del alumno, aportaremos una cantidad determinada. Nos hemos puesto como límite 9.000 euros», indicó la presidenta de la Fundación, Charo Falcón, quien comentó que «todavía está el periodo de inscripción abierto, pero muchos de los estudiantes aún se encuentran a la espera de los resultados académicos de este curso para que consideremos sus opciones». El plazo para apuntarse es hasta el día 20 de junio en la web de Educastur.

EL COMERCIO, presente

Unas 185 personas, tanto socias de Asturmanager, como miembros de la organización Sara López Falcón, acudieron al encuentro, celebrado en el Club de Regatas. Entre ellas estuvieron presentes el director general de la Federación Asturiana de Empresarios, Alberto González, quien suele colaborar cada año, y la presidenta del Grupo de Promotores de la CAC-Asprocon, María Calvo; el presidente de la Cámara de Comercio de Gijón, Félix Baragaño, y el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda. En representación de EL COMERCIO asistió el director adjunto, Ángel González.

 

Entrevista en el periódico “El Comercio”

El Comercio. Publicado el 30 de mayo de 2019

 

Crean una fundación para ayudar a estudiantes en memoria de su hija fallecida

Charo Falcón y José Antonio López, con imágenes de su hija Sara, en su domicilio./DAMIÁN ARIENZA
Charo Falcón y José Antonio López, con imágenes de su hija Sara, en su domicilio. / DAMIÁN ARIENZA

Asturmanager reconoce la labor de Charo y José Antonio dedicándoles una cena solidaria este viernes en el Club de Regatas

JOSÉ LUIS RUIZGIJÓN.
0

Los estudiantes de la Universidad de Oviedo contarán desde el próximo curso con la posibilidad de ser apadrinados por la fundación Sara López Falcón. «Lo que vamos a hacer no es una beca exactamente. Es un programa con el que queremos acompañar a los estudiantes más brillantes durante su etapa universitaria y después hasta que encuentren un trabajo, que transformen su futuro», así explica Charo Falcón, vicepresidenta de la fundación, su programa de apadrinamiento.

La fundación aportará hasta 9.000 euros por curso a un alumno seleccionado entre ellos y la Universidad de Oviedo. Tras el fallecimiento a causa de un cáncer en 2013 de su única hija, Charo Falcón y José Antonio López decidieron crear la fundación, que lleva su nombre, en homenaje a ella. «Está inspirada en la personalidad de nuestra hija. Ella era una joven muy brillante en los estudios y en todas las actividades que hacía. Era hija única y pensamos en cómo podíamos ayudar a esas personas que son muy buenas, pero que no tienen un apoyo: ella siempre contó con el nuestro»,recuerda.

Sara López Falcón terminó su licenciatura de Dirección y Administración de Empresas siendo premio Fin de Carrera de su facultad en la Universidad de Oviedo y primer premio nacional Fin de Carrera en el curso 2006-2007. En el momento de su fallecimiento estaba preparando oposiciones para el cuerpo superior de Inspectores de Hacienda del Estado.

«Estamos abiertos a que también puedan participar empresas y particulares»

Para llevar a cabo su idea contaron con la colaboración del departamento de Educación, que les asesoró a la hora de elaborar las bases de la ayuda y lo publicitó en la plataforma web Educastur. También la Universidad de Oviedo les ha ayudado y se ha ofrecido a colaborar en la selección y el seguimiento. La ayuda es de alrededor de 9.000 euros por curso y alumno.«Pero depende un poco de cada alumno», afirma Falcón. En el caso de los alumnos que obtengan buenas calificaciones y dispongan de bajos recursos, tendrán una beca, entonces dependerá de lo que necesiten de cara al alojamiento o manutención. «Nosotros les cubrimos lo que necesitan para poder dedicarse a estudiar. Porque muchas veces tienen que coger trabajos en hostelería o similares. Así que se trata de que no bajen sus aspiraciones y puedan dedicarse solo a estudiar».

La Universidad de Oviedo por su parte asignará al alumno apadrinado un tutor que haga un seguimiento de sus resultados. «No todo son asignaturas regladas. En ocasiones se ve que un alumno necesita un refuerzo de inglés, por ejemplo, y que debería matricularse en una academia». Todo lo cubre la fundación. Además, están abiertos a que empresas y particulares puedan sumarse a la iniciativa y patrocinar estudiantes. «Nosotros le daríamos cuenta de cómo va empleando su dinero. Es una idea que nos parece factible», propone Charo Falcón.

El apadrinamiento de estudiantes no es la única labor con la que los padres de Sara López Falcón quieren ayudar a los demás. «Tenemos un programa de duelo con el que queremos apoyar a esos padres que han perdido un hijo para salir adelante». Charo Falcón asegura que nada es igual tras el fallecimiento de un hijo. «Hay un antes de que se marchara, y un futuro que ya no tienes. Te quedas en medio de la nada. Necesitas volver a reinventarte, buscarle un sentido a tu vida. Esa búsqueda se hace mejor compartida que solo».

Cena benéfica

Para llevar a cabo este proyecto contactaron con asociaciones como Alma y Vida, que cuenta con 14 sedes en Andalucía, y con Mario Losantos, de Madrid. Ambas llevan muchos años apoyando a las personas que han perdido a sus seres queridos a salir adelante. «El requisito es que debe ser la persona afectada quien quiera participar, no vale un intermediario que se ponga en contacto con la fundación. Esa persona tendrá una entrevista con la psicóloga y ella valorará su estado». Posteriormente, estas personas se incorporarán a un grupo de apoyo en un local cedido por el Ayuntamiento en La Arena.

Toda esta labor de ayuda y apoyo no ha pasado desapercibida a la sociedad asturiana y el club de empresarios que forman Asturmanager ha decidido colaborar con ellos dedicándoles su cena benéfica que se celebra mañana a las ocho de la tarde en el Real Club Astur de Regatas. «Nos sorprendió un poco porque todavía estábamos empezando, pero les gustó tanto la idea que confiaron en nosotros plenamente. Ellos como empresas buscan la excelencia, que la gente que merezca la pena pueda salir adelante y quisieron apostar por nosotros este año». Al ser un acto benéfico la aportación mínima para asistir a la cena será de 60 euros.